Blog

La transformación digital en las empresas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La Transformación Digital es el proceso por el cual las organizaciones o empresas reorganizan sus métodos de trabajo y estrategias en general, para obtener más beneficios gracias a la digitalización de procesos y a la implementación dinámica de las nuevas tecnologías.

Mediante la transformación digital se intenta, básicamente, aplicar innovaciones digitales a la búsqueda y el aprovechamiento de oportunidades que antes no se incluían.

Por lo que una empresa si a día de hoy no está digitalizada, está muerta para internet, y el problema de esto, es que en internet están los consumidores….

Según el Estudio de Indicadores Digitales en la Empresa Española, realizado por IDC Research, únicamente el 9% de las empresas españolas aún no ha comenzado su proceso de digitalización. ¡Tranquilo! Si formas parte de este 9%, todavía estás a tiempo de resucitarte.

Hoy día, los consumidores lo tienen todo al alcance de un clic, tanto ha llegado el internet a nuestras vidas, que a las nuevas generaciones se les llaman “nativos digitales”. Por lo que ante esta nueva generación digital tu empresa tiene que estar digitalizada.

Internet ha cambiado la forma en la que consumimos cualquier tipo de producto ¿Dónde quedaron los CDs de películas? ¿los discos de música? ¿Ir a una agencia de viajes para conseguir información de un destino? ¿Cuántos van a una inmobiliaria, para que les enseñen todo el portfolio de propiedades que tienen, sin saber en cuanto se mueve el precio del mercado?

  • ¿Por qué digitalizar tu empresa?

Digitalizar tu empresa es coger todo aquello que tienes en el mundo offline y pasarlo al online. Yendo un paso mucho mas allá, podemos decir que estarás en un mar donde hay miles de peces como tú, y por eso tienes que intentar buscar la diferenciación para que seas el pececillo elegido. Tenemos el claro ejemplo de la compañía Tomas Cook, que por no saber reinventarse y diferenciarse en el medio, ha caído en quiebra.

“No es sólo estar… es estar, mantenerse y saber diferenciarse”

Estar presente en internet, no es solo abrir una web o un blog, abrir un perfil en Facebook o Instagram para publicar fotos de tus productos, sino que la transformación digital es mucho más. La digitalización debe formar parte del ADN de las compañías, por lo que si te lo tomas en serio, supondrá un cambio en la cultura empresarial. Por lo tanto, la digitalización de tu empresa se trata de entender los cambios de comportamiento del consumidor, de digitalizar todos los procesos funcionales de la empresa y de sus canales, teniendo como protagonista absoluto a las personas, darle la mayor información posible de tus productos y mejorar sus experiencias de compras.

En definitiva, se trata de comprender las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología y saber cómo explotarla en beneficio de los clientes. Por lo tanto, solo conseguiremos una digitalización eficaz y real de nuestra empresa, si existe una implicación real por parte de la dirección de la compañía.

  • Primeros pasos a seguir y cosas a tener en cuenta a la hora de digitalizarte

De los diferentes consejos que podríamos darte para que comiences la digitalización tu empresa, vamos a destacar los siguientes:

-Creértelo. Este primer punto es super importante. Tienes que creerte lo que estás haciendo y caer en la realidad de que tu cliente ya no es sólo él que pasa delante de tu puerta. Ahora tu escaparate, aparte él de tu establecimiento físico, es virtual y, si lo deseas, global.


-Definir el target. La estrategia tiene que estar alineada a tu tipo de cliente, si no tienes claro cuál es tu tipo de cliente, morirás rápido en el sentido online. Tendrás que averiguar, antes de lanzarte al mundo digital, quiénes son, lo que quieren y de qué forma puedes aportarles un valor diferencial. Si entiendes bien esto, podrás orientar perfectamente tu negocio desde la web, hasta la forma en la que presentas tus productos, el tipo de comunicación con tus clientes, el estocaje que necesitarás para cubrir sus demandas, el marketing a realizar en tu web, la forma de pago que vas a ofrecer, la distribución…


-Buscar alianzas. Si tu caso es el de una pequeña empresa, lo más posible es que no dispongas de recursos suficientes como para asumir la digitalización en todos los procesos. Podrías paliar esta deficiencia buscando aliados que te ayuden a vender con prácticas como el drop shipping, es un tipo de venta al por menor donde el minorista no guarda los bienes en su inventario, sino que toma y pasa el pedido al mayorista (en este caso tú), quien entonces despacha las mercancías directamente al cliente final, son ejemplos de esta forma de negocio Amazon, Alibaba, Rakuten o cualquier otra. Esto te puede ayudar en tus inicios para dar salida a tus productos y darte a conocer como marca. También puedes apoyarte en los patrocinios digitales por influencers en redes sociales. No hace falta irte a uno muy famoso, con coger a pequeños influencers que tengan un fuerte poder de engagement, te será suficiente para tus comienzos.


-Habilidades básicas. Moverse en la economía digital conlleva, también, la necesidad de unas herramientas mínimas y un aprendizaje de habilidades básicas. Disponer de una web adaptada al entorno mobile, el manejo de las redes sociales, el uso de métricas en función de los datos aportados por tus clientes para ver qué funciona y qué no o la elaboración de contenidos son terrenos en los que habrá que adentrarse para que la estrategia digital funcione.


-Transformar a los profesionales. Puedes estar perfectamente adaptado a la nueva tecnología, pero si tu equipo no tiene los conocimientos adecuados, puede echarte a perder la inversión digital. Tenemos que mentalizarnos cuando existimos en los dos ambientes, que trabajamos en un entorno de 360 grados y todo tiene que ir bajo el mismo paraguas. 

-Mantenernos en escucha continua. Internet es muy cambiante, los consumidores son muy cambiantes… “hoy queremos esto y mañana queremos aquello…”, si nos mantenemos en estado de alerta y de escucha digital de lo que quieren, se demanda, o se pone en tendencia, tendremos la rápida capacidad para adaptarnos a las nuevas necesidades que vayan surgiendo.

-Poner al consumidor como el eje principal.  Es el último punto, pero para nada el menos importante y va unido al punto anterior. El consumidor de hoy es consciente del poder que tiene en internet. Una mala opinión sobre un artículo, marca o empresa, puede hacer mucho daño y más si estás empezando en el universo digital. Los consumidores tienen la capacidad, los medios y la información necesaria para saber si les están engañando o no, ya sea en el corto o medio plazo, pero lo sabrá. La gran mayoría de empresas centran su estrategia en el cliente y sobre todo en crear relaciones con él, porque es más rentable un cliente fiel que un lead (alguien que llega a tu página y te deja sus datos) ya que el usuario fiel te recomendará y repetirá por sí mismo (o motivándole con acciones de marketing), mientras que un lead puede que te pruebe y ya no vuelva, a menos que logres fidelizarlo.

  • ¿Como ha afectado el covid-19 a las empresas?

Actualmente nos encontramos en una situación de crisis mundial, que ha afectado a muchísimas empresas, donde “Reinventarse” y buscar nuevas oportunidades en la digitalización es una de las salidas más claras, incluso en aquellas empresas que ya estaban digitalizadas.

Muchas empresas que ya estaban en el mundo online, han tenido una serie de ventajas frente a las que no. Un claro ejemplo ha sido el teletrabajo. Dada la situación de alarma y del cierre total de todos los establecimientos menos los de primera necesidad, aquellas empresas que estaban completamente digitalizadas han podido hacer que sus empleados siguieran su jornada laboral desde casa, suponiendo esto un mínimo impacto para la compañía, en lo que se refiere a la gestión de los medios.

Aquellos sectores que, por no ser de primera necesidad, tuvieron que cerrar sus puertas, buscaron la solución a través de la digitalización, por ejemplo pedidos a través de web de envío a domicilio de las compras que el usuario final necesitara.

Por lo que las empresas que optaron por utilizar la digitalización en este caso han sufrido menos daño que las que no.

Después de haber expuesto las ventajas que nos brinda la digitalización es evidente que el paso siguiente tienes que hacerlo tú, recordándote que hoy e día el mundo digital y el mundo físico van de la mano y se complementan el uno al otro.

 

Beatriz Bolaños Hernández

Key Account - ERP Segment