Blog

COVID-19: Medidas laborales y de apoyo a familias y colectivos vulnerables

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por lo que respecta a las medidas en el ámbito laboral encontramos las siguientes: 

 

Mayor flexibilidad para la suspensión temporal de contratos y reducciones temporales de la jornada (ERTEs): las pérdidas de actividad relacionadas con el COVID-19 se considerarán como fuerza mayor a efectos de suspender contratos o reducir jornadas. Se agiliza la tramitación de procedimientos de regulación de empleo (ERE) por fuerza mayor, causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Se refuerza la cobertura a los trabajadores afectados para que accedan al desempleo aunque carezcan del periodo de cotización necesario, además dicho acceso no computará a efectos de consumir los periodos máximos de percepción. El RDL 15/2020 amplía a posteriori los ERTEs por fuerza mayor, habilitándolo para los sectores esenciales que también han visto reducidos sus ingresos de forma significativa.

Prórroga de los ERTE hasta el 30 de junio de 2020 (RDL 18/2020): las empresas que no puedan reanudar su actividad por causas de fuerza mayor podrán acogerse a esta ampliación, con dos condiciones. La primera es que su domicilio fiscal no conste en paraísos fiscales conforme a la normativa vigente. La segunda, que las sociedades mercantiles u otras personas jurídicas que se acojan a los ERTEs no podrán proceder al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en que se apliquen los ERTES, excepto si abonan previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de la seguridad social.

Posibilidad de despido tras ERTEs (RDL 18/2020). El capítulo referente a la salvaguarda del empleo (veto al despido de 6 meses tras un ERTE) del RDL 8/2020, se modifica para que el compromiso de mantener los puestos de trabajo no aplique a empresas en riesgo de concurso de acreedores (artículo 5.2 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal). 

Exoneración de cuotas empresariales de Seguridad Social para mayo y junio de 2020 (RDL 18/2020): La TGSS exonera a las empresas afectadas por un ERTE por fuerza mayor del pago de la aportación conjunta devengada en los meses de mayo y junio de 2020.

-Empresas afectadas por ERTE por fuerza mayor total: exoneración del 100% si a 29 de febrero de 2020 tenían menos de 50 trabajadores de alta; del 75 % con 50 o más.

-Empresas afectadas por ERTE por fuerza mayor parcial: los porcentajes varian de la siguiente forma:

- Trabajadores que reinicien su actividad en empresas que el 29 de febrero tenían de alta menos de 50 trabajadores, exención del 85 % en mayo y el 70% en junio; y con 50 o más, 60% en mayo y 45% en junio. 

- Trabajadores que continúen con sus actividades suspendidas: empresas que el 29 de febrero tenían de alta menos de 50 trabajadores, 60% en mayo y 45% en junio; y con 50 o más, 45% en mayo y 30% en junio.

La empresa debe comunicar previamente la situación de fuerza mayor total o parcial, identificar a las personas trabajadoras afectadas y el periodo de suspensión o reducción de jornada. Se mantiene la consideración de dicho período como cotizado a todos los efectos para los trabajadores afectados.

Medidas de protección ante el desempleo (RDL 15/2020): se atribuye la consideración de situación legal de desempleo a trabajadores cuyos contratos han sido extinguidos durante el periodo de prueba desde el 9 de marzo, y a los que lo hayan extinguido voluntariamente desde el 1 de marzo por tener una oferta laboral en firme que no ha llegado a materializarse por el COVID-19. NUEVO RDL 19/2020 Reconocimiento como accidente de trabajo de las prestaciones de Seguridad Social que cause el personal que presta servicios en centros sanitarios o sociosanitarios y que, en el ejercicio de su profesión, hayan contraído COVID-19.

Extensión para el año 2020 de una reducción en la cotización (RDL 15/2020) durante la situación de inactividad en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios, para aquellos trabajadores que hubiesen realizado un máximo de 55 jornadas reales cotizadas en el año 2019.

Refuerzo protección de los trabajadores fijos-discontinuos (RDL 15/2020): se amplía la cobertura regulada en el RDL 8/2020 a los trabajadores que no hayan podido reincorporarse a su actividad en las fechas previstas por el COVID-19 y que no cumplen el requisito de situación legal de desempleo o no pueden acceder a la prestación por carecer del periodo de cotización necesario.

Acceso a mutua colaboradora de la SS para los autónomos que no optaron en su momento (junio de 2019) (RDL 15/2020): podrán acceder ahora en la solicitud del cese para que la nueva entidad les pueda reconocer el derecho y facilitar su tramitación. Igualmente, podrán solicitar la prestación de la Incapacidad Temporal a partir de ese momento también en la Mutua por la que opten.

Suspensión de los plazos del ámbito de funcionamiento y actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (RDL 15/2020), con la excepción de los casos en los que su intervención sea necesaria para garantizar la protección del interés general o por estar relacionados con el COVID-19.

Calificación de sociedad laboral para sociedades anónimas o de responsabilidad limitada (RDL 15/2020): se flexibilizan de forma temporal y extraordinaria algunos de los requisitos que permiten a estas sociedades la calificación de sociedad laboral.

Permiso retribuido recuperable para actividades no esenciales: del 30 de marzo al 9 de abril (ambos incluidos), el personal laboral por cuenta ajena en servicios presenciales en empresas o entidades de actividades no esenciales (sector público o privado) queda adscrito a un permiso retribuido recuperable. Conserva su derecho a la retribución correspondiente, incluyendo el salario base y complementos, y recuperará las horas de trabajo a partir del día siguiente a la finalización del estado de alarma y hasta el 31/12/20, en un plazo negociado entre la empresa y los trabajadores. 

Moratorias en el pago de cotizaciones a la Seguridad Social: se habilita a la TGSS a la concesión excepcional de moratorias en estos pagos en los casos y condiciones que se determinen mediante Orden Ministerial. El periodo de devengo sería entre abril-junio de 2020 (empresas), y entre mayo-julio de 2020 (autónomos). También se permite que las empresas y autónomos sin aplazamientos de pago de deudas con la Seguridad Social puedan solicitarlos para las de abril a junio de 2020, con una rebaja del tipo de interés que queda fijado en el 0,5%. A posteriori, el RDL 15/2020 aplica un aplazamiento en el pago de deudas con la Seguridad Social por el que simplifica el procedimiento de resolución del aplazamiento con independencia del número de mensualidades que comprenda, fija un criterio homogéneo en la determinación del plazo de amortización mediante el pago escalonado de la deuda y establece el efecto jurídico de la solicitud hasta la resolución del procedimiento, en relación con la suspensión de los plazos administrativos contemplada en la disposición adicional tercera del RD 463/2020. Este aplazamiento se declara incompatible con la moratoria regulada en el artículo 34 del mismo RDL 11/2020. 

Acceso al sistema RED para gestiones con la Seguridad Social de empresas y autónomos: moratorias en el pago de cotizaciones y  devoluciones de ingresos indebidos para facilitar la gestión electrónica de solicitudes y demás trámites correspondientes a los aplazamientos en el pago de deudas.

Subsidio extraordinario temporal para empleadas del hogar por falta de actividad, reducción de horas o fin del contrato. La cuantía dependerá de la retribución percibida con anterioridad y de la reducción de actividad, exigiéndose pruebas acreditativas. Este subsidio es compatible con el mantenimiento de otras actividades y la cuantía máxima a recibir será el SMI sin pagas extraordinarias. 

Flexibilización en suministros de electricidad y gas natural para PYMEs y autónomos. Por cierre temporal de establecimientos podrán suspender temporalmente sus contratos de suministro o modificar sus modalidades de contratos, y volver a modificarlos sin coste ni penalización tras el estado de alarma. Suspensión del pago de facturas electricidad, gas natural y determinados derivados del petróleo para autónomos. Asimismo, para que los comercializadores no asuman cargas de tesorería indebidas, se les exime de afrontar el pago de los peajes y de la liquidación de impuestos indirectos que gravan estos consumos durante el periodo de suspensión del pago.

Medidas extraordinarias en materia de cotización: en relación con los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor relacionados con el COVID-19, se aplica una reducción del 100% de la aportación empresarial a la Seguridad Social para empresas de menos de 50 empleados, o del 75% para el resto de empresas.

Medidas para facilitar el trabajo a distancia: se da carácter preferente al trabajo a distancia para reducir la movilidad y la posibilidad de contagio. Se pone en marcha un programa de financiación del material correspondiente con ayudas y créditos para PYMEs dentro del programa ACELERA PYME de RED.ES. A las empresas sin experiencia con teletrabajo se les pide "una relajación de  obligaciones" con carácter temporal. El RDL 15/2020 amplía a posteriori el carácter preferente del trabajo a distancia y opciones de conciliación: se prorroga dos meses el carácter preferente del trabajo a distancia, así como el derecho de adaptación del horario y reducción de la jornada.

Medidas de conciliación laboral y familiar: los trabajadores por cuenta ajena que deban cuidar a personas dependientes debido a estas circunstancias excepcionales podrán adaptar o reducir su jornada, teniendo en cuenta que este cambio repercutirá en la disminución proporcional de su salario.

Prestación extraordinaria por cese actividad autónomos: los autónomos afectados por declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 podrán acceder a dicha prestación.

Abono cotizaciones sociales de marzo de autónomos: los que hayan suspendido su actividad y perciban la prestación por cese de actividad y no hayan ingresado dichas cotizaciones correspondientes a los días trabajados de marzo, podrán abonarlas fuera de plazo sin recargo. Además, para los beneficiarios de dicha prestación para los casos de suspensión de la actividad, no será objeto de recargo la cotización correspondiente a los días de actividad en marzo de 2020 no cubiertos por la prestación regulada que no fuera abonada dentro del plazo de ingreso.

Apoyo a las PYMES para la conectividad: se articulan ayudas a corto y medio plazo para que las PYMEs puedan dotarse de soluciones de teletrabajo, y comprar o bien acceder al leasing de equipamiento y servicios para la digitalización. Todo ello se articulará a través de Red.es, el programa Acelera PYME-Talento. Queda recogida asimismo unanueva línea de ayudas a las PYMEs tecnológicas para proyectos I+D+i con hasta 200 millones € para atender sus actividades e inversiones, la compra y leasing de equipamiento y servicios para la digitalización, y la dotación de soluciones de trabajo no presencial, y se articulará mediante el ICO.

Mantenimiento y garantía de servicios de comunicaciones electrónicas: para garantizar la conectividad y la conexión de banda ancha, los operadores deberán mantener el servicio por lo menos en las mismas condiciones que hasta el momento, sin posibilidad de interrumpirlo dure el estado de alarma, aunque conste esta opción en el contrato suscrito con los clientes. Se suspende asimismo la portabilidad de estos servicios mientras esté en vigor el estado de alarma. NUEVO RDL 19/2020 Se autoriza nuevamente la portabilidad en servicios de telecomunicaciones, aunque los operadores seguirán sin poder interrumpir el servicio por falta de pago, instándose a aplazar o fraccionar las posibles deudas por facturas devengadas hasta el 30 de junio de 2020 de forma lineal sin intereses ni garantías.

Línea de avales para pymes, autónomos y empresas: inversión de 100.000 millones de € para la gestión de facturas, necesidades de liquidez y facilitar el mantenimiento de los puestos de trabajo. El primer tramo de la línea, por importe de 20.000 millones (50% para pymes y autónomos, y 50% para grandes compañías), podrá solicitarse en las entidades financieras con acuerdos de colaboración con el ICO, y tendrá carácter retroactivo a la activación del estado de alarma. El aval cubrirá el 80% de los nuevos préstamos y renovaciones de financiación de autónomos y pymes, y garantizará el 70% de la nueva financiación concedida y el 60% de las operaciones de renovación del resto de empresas. Las pymes, autónomos y empresas interesados pueden dirigirse a las entidades financieras colaboradoras hasta el 30 de septiembre de 2020. Además, se dota al ICO de una ampliación de su endeudamiento en 10.000 millones de € adicionales para poder facilitar liquidez a las empresas a través de las Líneas ICO de financiación. Asimismo, en el caso de las empresas exportadoras, se refuerza la capacidad de CESCE para el aumento de la cobertura de sus garantías por cuenta del estado.

Moratorias en las hipotecas para trabajadores y autónomos vulnerables: para adquisición de vivienda habitual de trabajadores o autónomos en situación de vulnerabilidad económica. También se aplica dicha moratoria a avalistas y fiadores. El RDL 11/2020 añade a posteriori una extensión de la moratoria a autónomos, empresarios y profesionales respecto de los inmuebles afectos a su actividad económica, de un lado, y a las personas físicas que tengan arrendados inmuebles por los que no perciban el alquiler por aplicación de las medidas en favor de los arrendatarios como consecuencia del estado de alarma. NUEVO RDL 19/2020 Ampliación moratorias legales hipotecarias y no hipotecarias: se incorpora un régimen especial para los acuerdos de moratoria alcanzados entre  entidades prestamistas y sus clientes. Por lo tanto, se amplía el alcance subjetivo de estos acuerdos de aplazamiento de la deuda para aumentar el colectivo de personas a las que beneficia.

Medidas sobre los contratos públicos: para evitar los efectos negativos derivados de la suspensión de contratos públicos, se prevé un régimen específico de suspensión de los mismos.